domingo, 24 de marzo de 2013

Crónica Maratón de Roma 2013

Antes de nada decir que me siento muy contento y afortunado de haber realizado esta maratón. Siempre es un placer participar en una maratón grande, con miles de maratonianos.
Roma es una gran ciudad y su maratón también.
El tiempo se preveía con frío como así fue. Esa mañana miles de corredores a través del metro (gratis para todos los corredores) nos disponíamos a llegar a la zona de concentración. Allí, más de quince camiones nos esperaba para dejar los bolsos. Unos bolsos que debían ser los que regalaba la organización ( asics). Un buen bolso, grande.




















Las zonas de salida muy delimitadas por unas vallas bien altas, unos verdaderos cajones metálicos para concentrar y separar a los miles de atletas. Allí con pantalla gigante, banda de música, animadoras se daba la salida a las 09:00 horas en punto.
Al principio era una verdadera pasada, un muy buen ambiente deportivo, costaba correr durante mucho tiempo. Tanto así que me atrevería a decir que hasta el km 10 debías adaptarte. Ello hizo que al principio los tiempos no fueran muy buenos, los parciales no acompañaban pero no había otra cosa que hacer. Estando así el tema decidí relajarme y disfrutar de la carrera.
Había mucha animación por las calles, la gente con banderas de diferentes países. Diferentes bandas de música en diferentes puntos, animación variada, recuerdo la del Km 25 un potente equipo de música sonando temas actuales que de verdad te empujaban hacia adelante.
Tomé los geles según lo previsto, en el 15, 25 y 35. En los avituallamientos lo de siempre, pero aquí debías tener aún más cuidado, follón la gente se cruza, el suelo mojado, te puedes llevar un buen susto o verte incluso en una caída.
A pesar del paso de los Km, seguíamos muchos corredores y muy pegados, al mínimo descuido te podías ir al suelo. Así ocurrió con un corredor que al mínimo despiste se trabó y se fue al suelo y otros casi les pasa por encima.
En el paso de la media maratón comprobé que llevaba 01:49, iba bien con ganas y controlando todo. En el 25 recordé que en ese punto en Gran Canaria me tuve que retirar, aquí me encontraba bien, con fuerzas, tantas que decidí apretar. Tenía cierto temor de poder equivocarme pero tenía que aprovechar esa situación y sacarle el mejor partido.
A partir de aquí tiraba, iba bien, bebiendo en cada control, en uno agua y en el siguiente sales y geles en los puntos que antes detallé.
Al llegar a los km finales 37,5 comencé a sufrir algo, después más porque ya a la distancia había que añadirle la dificultad del recorrido, dabas saltos entre el asfalto y el empedrado de Roma. La musculatura sufría bastante, cuando regresaba al asfalto comprobaba la mejora de las zancadas.
Mientras corría comprobaba los tiempos era conocedor de la mejora de los parciales, sabía que podía estar cerca de los 03:30. Digo esto porque al principio me vi con los globos de 04:15, después con los de 04:00 horas. Decidí no agobiarme, no tener prisas y seguir corriendo con calma, así hasta alcanzar a los globos de 03:45. Aquí, lo mismo adelantarlos y que no me lo devolvieran. Después miraba hacia adelante en busca de los globos de los 03:30 pero la verdad fue que nunca los llegué a ver, en carrera y a falta de 10/12 km me llevaban una ventaja de 3 minutos que finalmente se convertiría en 8 minutos.
En los últimos km di lo máximo que no sería mucho pero aparte del cansancio normal al hacer una prueba de estas, el empedrado hacía que la musculatura estuviera afectada, tanto que los pasos no podían ser muy largos, sentía molestias, avisos de que de forzar podía romper.
Al final, el Coliseo había que darle la vuelta y ya estaría la meta. Apreté lo que pude sabía que estaba hecho, sería mi quinta maratón.
Entro con los brazos en alto a falta de unos metros. Nada más llegar te cubren con una manta térmica, te ponen la medalla y te dan un buen refrigerio ( agua, isotónica, frutas, galletas).
El bolso de corredor muy bien la camisa de regalo (asics), la técnica que compramos por 10€ muy buena también. El diploma muy guapo, aquí deberían hacer algo parecido no repetir siempre el mismo formato.
Ha sido una grata experiencia, muy buena ciudad para conocer, para correr. Se puede comer bien y a precio no muy elevado.
Recomiendo esta maratón.
Ahora con esta entrada doy por finalizada la maratón de Roma, colgaré algunas fotos ya que el total de fotos fue de 1225 fotos.
Mañana comienzo a correr, lo necesito, mi cuerpo y mis piernas me piden movimiento. Saldré a correr un par de Km a soltar y a comprobar en que estado me encuentro. El martes saldré a rodar en bici.  

4 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Felicidades Carmelo. Combinar turismo con amigos y maratón es una experiencia gratificante. Gracias por hacernos partícipes de tu aventura. Enhorabuena.

Carmelo dijo...

Nada, un placer compartirlo con otros amigos!

Manuel Robaina dijo...

Enhorabuena, otra en el bolsillo.

Esta tiene que caer algún día. Me alegro de que al final todo el tema del Papa no te afectara demasiado.

Muy bien controlada, se nota que la disfrutaste.

Felicidades.

Mario dijo...

El hecho de correr siempre esta bueno, pero hacerlo en una ciudad tan bella como esa debe ser algo increíble. Yo espero poder disfrutar de salir a correr a diario en Brasil ya que ya compre mis Vuelos a Fortaleza