viernes, 23 de abril de 2010

The work is realized, the luck is in game ... now it has to trust in one itself

Qué decir a estas horas, mucho. Ayer se me olvidó comentar que aunque estaba cansado y me tuve que acostar de 16 a 17 y después seguir hasta las 18, aún así no podía faltar a mi último entrenamiento de 6 Km, y es que siempre he cumplido y no me podía permitir el lujo de no hacerlo, me hubiera quedado en casa comiéndome el coco.
Estoy bebiendo mucho liquido, comiendo mucho y de calidad, pasta, frutas, arroz, hay que guardar energías y fuerzas que las necesitaremos seguro.
Es cierto, debo confesarlo que ya los nervios están aquí, es normal supongo. De esta forma todo se vive muy intensamente y nos gusta que sea así. Tener ese gusanillo en el estómago es señal de que nos gusta, estamos inquietos, deseosos de que llegue el momento.
Quiero cruzar la línea de meta y estallar de alegría, recuerdo muy bien las sensaciones cuando lo hice en Gran Canaria y eso hay que vivirlo, es una sensación increíble se siente muchísimas cosas en pocos minutos. Deseo volver a sentirlo, disfrutar y levantar bien altos los brazos, con una sonrisa en mi cara, y vivirlo intensamente porque uno consigue para lo que ha estado trabajando y dedicando mucho tiempo.
Hoy toca volar a Madrid, tengo unos amigos que se han ofrecido a recogerme en el aeropuerto y acompañarme a recoger dorsal, sobre todo ayudarme a moverme por Madrid, soy novato en esto y yo sólo estaría perdido. También por la tarde algunos nos veremos para tomarnos algo juntos y sobrellevar de la mejor manera la tensa espera.
Cogeré avión para salir a las 07:00 horas de la mañana, directo a recoger dorsal, comer, descansar, tomar algo sobre las 18:30 y después más descanso, estiramientos, cena y a descansar para salir el domingo fuerte y con decisión, esta maratón tiene que ser mi segunda maratón conseguida.
Deseo la mejor suerte para todos los amigos que me leen y que se encuentran previo a esta competición también o cualquier otra. Que todos consigamos recompensa a nuestro trabajo haciendo una buena carrera, acabando bien, sin lesiones sobre todo y si es cumpliendo objetivos, mejor imposible.
Ésta será mi penúltima entrada sobre el Mapoma, la siguiente y última será sin duda para poner mi crono, mi foto de entrada a la línea de meta y contaros detalladamente mi carrera y sensaciones en ella. Quiero aprovechar también para mandar un saludo especial para todos los que de una manera u otra me han empujado en los momentos de lesión y sobre todo me han animado a seguir adelante y conseguir lo máximo.
Ahora os dejo Mapoma me espera y voy para conseguir mi segunda maratón....pocas cosas podrán impedirlo. Mapoma, Mapoma, Mapoma.
Ya lo escribía en su entrada Gonzalo Quintana en su blog.... y es que cuando cruzas la linea de meta de una maratón nada será igual, hay que vivirlo. También me quedo con la frase de Ra, los que estaremos en la linea de salida somos una selección natural.

5 comentarios:

Jan dijo...

Que ilusión hace leer estas entradas, sabiendo que compartimos una afición maravillosa que ha cambiado nuestras vidas,correr...

y el domingo, el premio, la maraton

manuelbinoy dijo...

De nuevo, y por enésima vez, te deseo lo mejor del mundo; tu mayor aliado: tu voluntad y esa tenacidad de la que haces gala; espero la crónica, un saludo.

Gonzalo Quintana dijo...

Carmelo, me encanta verte eufórico después de todo lo que has pasado. Nos vemos mañana a las 18:30. Venga que ya estamos ahí.

RA dijo...

Si puedes en Madrid merece la pena pasarse por la Thyssen para ver la exposición de Monet.

Anónimo dijo...

Mucha suerte. Estaremos pendientes el lunes de las fotos y comentarios.