lunes, 2 de mayo de 2011

Fisicamente podía...pero mi mente no quiso!

Una vez más he vuelto a quedarme sin terminar una prueba. A primera hora de la mañana no tenía muchas ganas y ya sabemos lo que ocurre cuando se parte con estas sensaciones.

Comienza la carrera a las 10 de la mañana por asfalto a un recorrido de 7 Km aprox, al que había que dar 3 vueltas ( recorrido exigente con buenas rampas, más de una).

Al pasar por la primera vuelta iba muy bien pero sobre el Km 8 /9 y antes de una pendiente algo fuerte con sol , mi mente no me decía otra cosa que lo dejara. No entendía por qué tenía que correr a esas horas, acostumbrado a hacerlo a primera hora de la mañana. Mi cuerpo estaba bien, tanto que podría correr otros 20 km más, pero sin embargo la cabeza no me ayudaba, no me permitía seguir.

Así que sin dudarlo una cuarta vez, me retiré por un lado, me quité el dorsal y fuera. Por la tarde, salí a realizar el recorrido que suelo frecuentar para correr pero esta vez caminando para pensar todo lo sucedido.

Llevo pocas semanas de entrenamiento, no había corrido en esas horas desde hace mucho tiempo, me dan un poco igual o muy poco las competiciones. Prefiero correr lo que quiero cada día, por dónde quiera cada día. Bueno creo que necesito aún más tiempo, no pasa nada, hay física y voluntad, falta que la cabeza no me tire atrás y me permita competir como solía hacer y lo más importante disfrutar con ello.

Ahora este sábado la Oeste- Este ( Agaete- Carrizal) 68 Km por montaña y a realizar en el menor tiempo posible.

4 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Carmelo, si no estamos no estamos. Has salido de una lesión, el cuerpo te tiene que pedir los retos no dárselos ´tú sin que te los pida. Hace falta ilusión, hambre, ganas. Eso viene poco a poco. Vamos, vente arriba campeón.

Rafa Bethencourt dijo...

la cabeza manda mas que el resto...es curioso!!! hemos de entrenarla tb...no decaigas y animos!!! lo poco suma y crece...

Jan dijo...

sufrir por sufrir no tiene sentido, lo importante es ir tranquilo,sin prisas y ya vendrán las ganas poco a poco.

Un fuerte abrazo

Manuel Robaina dijo...

Ahora mismo tienes otras prioridades por encima de la competición, ya volverán las ganas de darlo todo con el dorsal.

Lo importante es que sigues con ganas de entrenar.