lunes, 30 de noviembre de 2009

Cambio de escenario.

Hoy cuando pensaba salir a entrenar, como de costumbre, alrededor de las 16:30 horas, compruebo que está lloviendo y que iba a ser bien difícil correr así por el circuito de tierra. No me queda otra posibilidad que entrenar hoy en el gimnasio. Decido hacer una serie "muy suave de pesas" haciendo ejercicios de piernas con poco peso y varias repeticiones. Después en la cinta hacer unos 15 Km como correspondía en el día de hoy a un ritmo cómodo de unos 5´ km. Después en casa abdominales (100), lumbares (45), una buena tabla de estiramientos para finalizar el entrenamiento y acabar con una serie de tres entrenamientos seguidos; sábado (21 km), domingo (15,5 km) y hoy (15 km), en total 51,5 Km.
Esta mañana pase por la camilla de mi quiromasajista para realizarme un masaje de descarga de piernas y espalda. Me comentó que llevo muy bien las piernas y que practicamente no había sobrecarga alguna. Es verdad que me cuido y esfuerzo en cuidar, proteger las piernas a diario y eso se nota cuando llegas a la camilla de la masajista. Mañana toca descanso, también pasar por el spa y baño turco coger fuerzas y recuperar todo lo que se pueda que todavía queda mucho trabajo por realizar.
Se nota que cada vez queda menos y uno empieza a pensar ya en la carrera, en la hidratación y comida para ese día, también en la vestimenta más adecuada. Son muchos los pequeños detalles a tener en cuenta, pequeñeces pero que en ese día no te puede fallar nada y es mejor ir probando cosas desde ahora para evitar sorpresas de última hora. Otro aspecto muy importante y que tendré que tener muy en cuenta es el de acordar la estrategia a realizar para respetarla al máximo y que durante ese día no te juegue una mala pasada el cambiar de ritmo por "cualquier cuestión" y de esa forma tirar por la borda todo el trabajo realizado hasta ahora.

3 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Eres un "profesional": quiromasajista privado, pesas, abdominales, etc. Te vas a salir. Un saludo

Manuel Robaina dijo...

Que bien te cuidas, eso del spa y el baño turco suena genial.

RA dijo...

Menos mña que vives en una isla que si no te sales del mapa. Con la tralla que le metes a las piernas ya le puedes pagar bien al masajista.
Ya queda poco para la carrera, cuando tengas claro la estrategia y la alimentación nos lo cuentas.

A seguir con constancia.