viernes, 4 de diciembre de 2009

Aún no me lo puedo creer!

Esta tarde sobre las 17:00 horas me disponía a entrenar como de costumbre. Me encontraba en el circuito de tierra y cuando pretendía arrancar con los primeros 4 Km suaves comprobaba que no podía enlazar tres pasos. Sabía que no estaba bien del todo pero la obligación podía más. Entonces me planteé continuar abandonando el entrenamiento previsto pero al menos correr algo para combatir esas agujetas. Con el paso del tiempo notaba que iba mejorando pero a costa de mucho esfuerzo. Una vez que acabé con los primeros 4 Km suaves en un tiempo de 21´:22" /05¨:20", me propuse continuar e intentar cumplir el entrenamiento. Hasta ese momento las pulsaciones iniciales eran de (54).
Ahora venía la parte complicada y dura, más estando con las agujetas, parecía más una muñeca de famobil con pilas energizer a media carga que un corredor preparando una maratón. Se trataba de realizar ahora 2 X 5.000 I: 4´:40"-4´:25" R:3´, y esto ya exigía un cierto ritmo pero que quizás, mejor dicho seguro que hoy no era el mejor día pero esto es lo que tocaba y quería cumplir con lo fijado en el entrenamiento. Me armé de valor y de ganas para sacar fuerzas de cualquier parte ya que me dolía todo el cuerpo. La primera serie la realicé en (22´:43"/04´:33") y la segunda serie en (22´:50"/04´:34"). Estaba contento porque aunque me parecía increíble lo había conseguido y logré realizarlo dentro del tiempo fijado. Comprobaba de esta manera que mi cuerpo respondía y que mentalmente estaba fuerte porque comparando este resultado con las primeras sensaciones existía diferencia manifiesta.
Luego tocaba realizar otros 3 Km suaves, que realicé en 16´:53"/05´:38", terminando con unas pulsaciones de (78) y un minuto más tarde de (74).
Luego ya en casa, lo de siempre, abdominales (100), lumbares (45) y una buena tabla de estiramientos con mucha tranquilidad y acompañando a cada ejercicio de tiempo para que el cuerpo se recuperara de la paliza de hoy.
Después de una buena ducha he tomado una aspirina para intentar combatir estas agujetas, al igual que haré mañana a primera hora junto con el desayuno para lograr recuperarme lo antes posible ya que mañana por la tarde toca entrenamiento y también es exigente. Pensando ahora en esta última frase, ¿existe algún entrenamiento a estas alturas que no lo sea? ¡Creo que no!.
También me ha venido bien para tomar la decisión que de aquí hasta que no complete la maratón no volveré a practicar otro deporte que no sea correr y que me pueda interferir en el objetivo principal que no es otro que acabar la maratón e intentar buscar el tiempo para el que cada día trabajo entrenando fuerte y con ganas.
Al final un total de 17 Km con un tiempo total de 01:23:48.

2 comentarios:

Manuel Robaina dijo...

Es increible como afecta cambiar los musculos que trabajan al hacer ejercicio, aunque te encuentres en prefecta forma preparando el maratón.

A mi me paso hace unas semanas con un partido de pádel, no voy a comentar la metáfora que explicaría como estaba mi culo al día siguiente :-)

Gonzalo Quintana dijo...

Llevas meses ejercitando únicamente una serie de grupos musculares. Es normal que al saltar y utilizar músculos no habituales te pase esto.
El cuerpo se recupera rápido. Un saludo