jueves, 15 de abril de 2010

Descanso, masaje y recuperación.

Hoy no toca correr, simplemente descansar. He pasado por las manos de mi masajista Carmen. Como siempre con algo de dolor cuando me trata las sobrecargas en las piernas, es doloroso, quitarlas cuesta y hay que aplicarse. Después me dio un masaje de descarga en la espalda y hombros.... y ¡guau!, estuvo genial me dejó planchado, me hacía falta, tenía una pequeña carga en los hombros. Después de esto me siento muy bien, descansado.
Mañana de nuevo, al trabajo moderado, serán otros 10 Km, con ritmo tranquilo y para ello intentaré llevarme la cámara para sacar algunas fotos por esta zona por donde entreno en estos momentos y compartirlos con ustedes.
También desde mañana y hasta el domingo comenzaré a tomar sales minerales cada día (Flectomin con 1,5 litros de agua de Solan de Cabras). Continúo con las ensaladas y frutas, más adelante pegaré fuerte a la pasta (los últimos días).
Estoy con muchísimas ganas de que llegue el domingo, tengo ganas de disfrutar con este deporte nuestro, me apetece correr, sentirme bien, libre y es que no se puede negar lo poco que queda.

5 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Uff, masajitos, ensaladitas, Solan de cabras, frutitas...porque te conozco, que si no iba a pensar cosas raras, je, je.

Manuel Robaina dijo...

Como te cuidas Carmelo, vas a llegar a Madrid como si fueras de vacaciones :-)

Espero esas fotos, nuchas veces estoy por el Sur y puede que me venga bien conocer tu recorrido.

RA dijo...

Siguiendo tu ejemplo he entrado en la moderación alimenticia, fruta a tutiplén, el habitual consumo de pasta y además un poco de automasaje de gemelos (los de las piernas).

Gonzalo Quintana dijo...

Carmelo, entra en el blog de Risco y échate unas risas con la porra que se ha formado sobre tiempos objetivos:
http://corriendocontigo.blogspot.com/

manuelbinoy dijo...

Cómo te cuidas, amigo; así cualquiera se marca una maratón sin apenas despeinarse; suerte y no te acostumbes a vivir entre algodones; el 25 estarás solo frente al peligro; un abrazo y mucha suerte.