jueves, 13 de mayo de 2010

Sin pensarlo mucho....

al llegar a casa, después de la jornada laboral, comer, me he vuelto al trabajo después de una ducha y en pantalones cortos. La primera idea era descansar después de comer y segundo adelantar algún papeleo para mañana.
Al terminar y al volver a casa, sin pensarlo mucho, me he ido a correr. No podía aguantar más, no tengo mucho tiempo pero las ganas eran muchas y aparte lo necesitaba. Se que fueron 14 Km porque salí desde Carrizal y llegué a Juan Grande, pero sin ninguna referencia de tiempo, sólo me dispuse a correr y disfrutar.
Ahora me encuentro mucho mejor, me voy a la cama a descansar ya con más relajación en el cuerpo. El tema que no realicé correctamente fue que al terminar no estiré ni pude realizar abdominales ni lumbares por el poco tiempo que dispongo durante esta semana. Saludos!

4 comentarios:

Jan dijo...

disfrutar es lo importante, y como despeja la mente salir a correr...

un fuerte abrazo, carmelo

Gonzalo Quintana dijo...

Que bueno Carmelo, eso es algo que los no-corredores no entienden. Te preguntan ¿cómo te vas a hacer 14 kms después de un duro día de trabajo, estás loco?. Pero sales, desconectas, recibes tu dosis de endorfinas y te vas a la cama con una sonrisa en la cara.

RA dijo...

Qué gustazo es salir a correr y cómo cambia el día con las zapatillas puestas.

Manuel Robaina dijo...

Que bien sienta eso de desconetar de los agobios del trabajo y echarse una carrerita, todo se ve diferente después del entrenamiento.