domingo, 28 de noviembre de 2010

Debo hacer una lectura positiva de todo el mal de hoy!

Y es que no queda otra.... Cuando todo resulta bien es mucho más fácil, lo de hoy ha sido un cuadro de múltiples factores que han sido la causa principal para pasar un día muy duro. ( lo explico detalladamente)
Para empezar ayer noche, conocedor del duro entrenamiento que tenía previsto para la mañana de hoy, había cenado mal, poco. No cené como debía para afrontar los 24 Km de hoy.
Al menos, esta mañana, me levanté temprano para desayunar bien, como suelo realizar normalmente.
Comienzo a entrenar, en principio, queríamos realizar los mismos 24 Km de la semana pasada ( 9 Km por un circuito de tierra de 1.000m + 15 Km por asfalto. Cuando llevaba cuatro Km , paré de forma brusca para orinar ( me dio mareo, la vista se me iba y no la controlaba, cerré los ojos para seguir orinando y cuando los abrí había terminado de orinar y había pasado más tiempo en el que me quedé perdido). Primer problema y un sustillo, continúe con la carrera. Al acabar los Km en tierra, me dispongo a coger el asfalto y terminar esos 15 Km por asfalto.
Aquí, comienzo a observar que no voy bien, las piernas tiran pero muy justas, no tengo fuerza, sólo resistencia. Mi amigo Pablo marca un ritmo que me es imposible de mantener, prefiero dejarlo marchar y centrarme en el ritmo al que me veía hoy obligado ( por debajo de lo normal). Al llegar al Km 11, me quedo sin batería en el mp3, me tomo un gel para recuperar algo el tono y afrontar el resto.
La segunda equivocación de la jornada es que normalmente corro con mallas y hoy lo hice con un pantalón de atletismo (muy mala elección, me rocé mucho). Ello logró que el ritmo aún cayera más. Tanto fue así, que no lograba correr en condiciones, aparte hoy teníamos un viento en contra que nos dificultó muchisimo la labor ( llegó a matarme vivo).
Ya por el Km 20, comencé a tener problemas de sobrecarga en el cuello, ( más bien las cervicales). Esta molestia me hizo parar y tener que caminar hasta en cuatro ocasiones distintas, llegando a recorrer unos 400 m aprox. Esperé al otro amigo que venía detrás, e intenté engancharme a él, un ritmo más bajo pero lo importante, dado la cantidad de dificultades, era acabar y cumplir con el entrenamiento de hoy.
A falta de tan sólo dos Km, encuentro algo de mejoría, también con el mismo cansancio pero al menos tenía síntomas distintos ( ganas, voluntad, cabeza y orgullo), apreté todo lo que pude y corrí dando todo, hasta que no me quedaba más.
Entré al final con un tiempo de 02:08:00, un total de 24 Km. A tomar un aquarius y algo de chocolate y al suelo ( estoy hecho un cristo, muy cansado y roto). Poco después, contento en mi interior porque soy consciente de que con la gran cantidad de problemas sufridos hoy, aún así he sido capaz de no abandonar y terminar en un tiempo discreto 02:08´:00" ( 05´:20").
Nos vamos los tres a la playa de El Burrero a darnos un baño, el agua fría, nos vino muy bien para el cansancio de las piernas. Ahora queda menos de 24 horas para el entrenamiento de mañana a las 07: 00 horas.
Por supuesto, será un entrenamiento suave, de recuperación ( 50´de trote suave). Iré con mallas cortas, desayunando bien y cenando esta noche mejor que ayer.
Ahora me resta llamar a un fisio para que me de un masaje de descarga y recuperación de la espalda. También, visto la debilidad de la espalda, acompañaré a los entrenamientos de las mañanas con sesión de gimnasio, natación y spa y pilates por las tardes. Pretendo fortalecer la espalda para lograr evitar estas molestias.

4 comentarios:

Miguel Mij-Mij dijo...

Hay días que salen así, lo importante es esquivar las lesiones, las buenas sensaciones pueden volver de un día para otro. Tú lo has dicho, siempre positifo, nunca negatifo, jeje.

Jan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jan dijo...

Al final salvaste el día. Cuida esas rozaduras y esa espalda...

un fuerte abrazo

Manuel Robaina dijo...

Desde luego un día complicado Carmelo.

Lo has salvado y has completado el entrenamiento que es lo que cuenta. Ahora a cambiar lo que pudo salir más para la próxima.

Estas tiradas nos dan resistencia pero tambien ayudan a pulir todos los detalles de cara a la carrera.